Certificación ISO 17100 y 9001

La norma ISO 17100 proporciona los requisitos para los procesos y recursos para la prestación de un servicio de traducción de calidad.

También ofrece los medios por los que una empresa de traducción puede demostrar la conformidad de los servicios de traducción especificados con esta norma.

En su apartado 2.2 “Conceptos relacionados con el flujo de trabajo y tecnología de traducción” se incluyen la autocomprobación (2.2.5), la revisión (2.2.6) y la corrección de concepto (2.2.7) que realizan los traductores (2.4.4), los revisores (2.4.5) y el corrector de concepto (2.4.6) respectivamente.

De acuerdo con el capítulo 3.2 de dicha norma, la empresa de traducción debe disponer de una infraestructura que garantice la disponibilidad y uso, entre otros, de herramientas de tecnología de la traducción, sistemas de gestión de la traducción, sistemas de gestión terminológica y otros sistemas para la gestión de recursos lingüísticos relacionados con la traducción.

La empresa de traducción debe llevar a cabo todas las tareas necesarias técnicas y de preproducción con el fin de preparar el contenido de la lengua de origen para su traducción (capítulo 4.6.2.2 Actividades de preproducción).

Según la norma pertenecen a la preproducción (anexo D, apartado a) la obtención o configuración de memorias de traducción, bases terminológicas, guías de estilo y cualesquiera otros recursos de los que podría disponer y resultarán útiles para el proceso de traducción.

Con respecto a la gestión del servicio de traducción, la norma prescribe en su punto 5.2 k que se debe verificar el cumplimiento de las especificaciones del servicio de traducción antes de la aprobación del contenido de la lengua de destino y de la autorización de su entrega al cliente.

Aspectos relevantes a cumplir por parte de los traductores

Durante la prestación de su servicio, el traductor debe observar los aspectos siguientes (5.3.1):

  1. Conformidad con el dominio específico y la terminología del cliente y/o cualquier otro material de referencia proporcionado, y garantizar la coherencia terminológica durante la traducción;
  2. Precisión semántica del contenido de la lengua de destino;
  3. Sintaxis, ortografía, puntuación y signos diacríticos adecuados, así como otras convenciones ortográficas de la lengua de destino;
  4. Cohesión léxica y fraseología;
  5. Conformidad con cualquier guía de estilo propia y/o del cliente (incluidos el dominio, registro lingüístico y variantes lingüísticas);
  6. Convenciones locales y cualquier norma aplicable;
  7. Formatos;
  8. Audiencia final y propósito del contenido de la lengua de destino.

La norma exige también que el traductor comunique cualquier duda al gestor del proyecto.

De la misma manera se exige que realice al menos la autorrevisión global del texto de destino para solucionar posibles problemas semánticos, gramaticales y ortográficos, así como omisiones y otros errores.

¿Qué aspectos debe cumplir un revisor?

Para cumplir con la norma ISO 17100, la empresa de traducción debe garantizar la revisión de la traducción por otra persona (5.3.3). Este revisor debe cotejar la traducción con el texto de origen y comprobar los mismos aspectos mencionados para el traductor. De acuerdo con lo que se haya acordado, puede realizar las correcciones el mismo o recomendar las correcciones que tendría que aplicar el traductor.

¿Qué aspectos debe cumplir un corrector de concepto?

Si un proyecto incluye la corrección de concepto, de acuerdo con el capítulo 5.3.4 la empresa de traducción está obligada a que un corrector evalúe la adecuación del contenido de la lengua de destino a la finalidad y dominio acordados y realizar las correspondientes correcciones o recomendar las correcciones a realizar por parte de la empresa.

La norma especificaespecífica expresamente que la corrección de concepto incluye la evaluación de la precisión del dominio y el respeto por las convenciones relevantes del tipo de texto.

La norma ISO 17100 exige que se verifique todo

Al final, en su capítulo 5.3.6, la norma exige que la empresa aplique un proceso de verificación.

La norma ISO 17100 establece lo que hay que hacer, pero no dice cómo

Quitando el prólogo, el índice, la definición de términos y los anexos, la norma se reduce de 28 a 6 páginas en las que nos habla en términos generales.

Toda empresa que se haya certificado alguna vez sabe lo complejo que es adaptar estas exigencias a la realidad del día a día. Los manuales de calidad suelen tener más de 100 páginas con descripciones de procesos e instrucciones de trabajo. Además se usan aplicaciones de software para completar el sistema de calidad.

En una auditoría, el técnico de la empresa certificadora exige para cualquier paso que se da en los procesos de traducción evidencias para demostrar frente a terceros que la empresa realmente cumple con lo exigido. Esto incluye también la verificación de las traducciones y la evaluación de los traductores y revisores

Pero en ningún lado se explica cómo, qué y en qué momento configurar nuestro sistema de traducción asistida, qué funciones utilizar y cómo aplicarlas de la mejor manera, cómo definir los flujos de trabajo y la comunicación entre los participantes de un proyecto dentro de este sistema para hacer más fácil cumplir con la norma y aprovecharlo para mejorar la calidad, profesionalizar y objetivar los procesos de evaluación y proporcionar una comunicación fluida y adecuada entre los participantes de un proyecto y ahorrar así trabajo y tiempo a la vez.

La dificultad y complejidad de la métrica

¿Qué métrica y cómo se debe aplicar para una evaluación correcta de los traductores y revisores?

Los comités de la ISO/TC 37/SC5 están trabajando actualmente en la norma ISO 21999 “Translation quality assurance and assessment — Models and metrics”, lo que muestra la importancia del tema de la métrica.

¿Cómo se generan de forma automática y en qué momento se deben generar los informes de calidad?

Llevar a cabo un control de calidad profesional y objetivo puede requerir mucho esfuerzo y recursos

Como hemos visto, hay que indagar y recopilar mucha información, y en caso de que se obtenga esta información, después hay que redactar todo e incluirlo en el libro de calidad, transformarla en instrucciones de trabajo y preparar el material didáctico para la formación tanto del personal en plantilla como del externo.

Todo eso precisa de un esfuerzo y tiempo que superan muy a menudo la capacidad de los recursos disponibles en la mayoría de las empresas de traducción.

memoQ server como pieza clave en el sistema de control de calidad

Según una encuesta, sólo el 20 % de los usuarios de memoQ y memoQ server son conscientes de que este entorno de traducción asistida, a través de sus funciones de QA y LQA, la preparación adecuada de los recursos principales y auxiliares disponibles y una gestión de proyectos online sofisticada puede facilitar mucho la labor de control de calidad, acortar los tiempos de las tareas, aportar más precisión y objetividad, automatizar procesos, protocolar todos los pasos de un proyecto de traducción y generar de forma automática los informes necesarios para demostrar las evidencias exigidas por los auditores. Por supuesto nos calcula también si una traducción o revisión pasa el umbral de calidad definido por la empresa.

Lógicamente todo ello funciona sólo si se adaptan adecuadamente las distintas funciones de memoQ server a los parámetros definidos en el libro de calidad de la empresa. Pero bastante a menudo he visto que hay que volver a revisar diferentes capítulos e instrucciones de trabajo del mismo libr0 de calidad, porque los usuarios en la empresa de traducción no eran conscientes de las posibilidades que ofrece memoQ server y la gestión de proyectos online y que suponen una mejora significativa en sus procesos.

A través de la Academia de memoQ, Albisa, S.L. ofrece un servicio de integración de los recursos y las funciones de QA y LQA de memoQ en el sistema de calidad de sus clientes conforme a la norma ISO 17100. Par más detalles, haz clic aquí.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *